OBRA NUEVA Y REFORMAS

Para construir o reformar la casa de tus sueños lo primero que deberás hacer es ENCONTRAR SOLAR O VIVIENDA A REFORMAR.

Este proceso suele ser previo y a menudo se prescinde del ARQUITECTO en favor de inmobiliarias o amigos. Lo importante es tener un criterio bien definido y establecer prioridades, entre ellas lógicamente el precio (aunque quizás también necesites saber cuánto puede costar después tu casa o tu reforma para tener un precio de compra de inicio).

Por ello, una de las mayores inversiones de la vida (después de la de hacerse su propia vivienda y antes que la de reformarla incluso) merece la única opinión experta que puede ofrecer seguridad y garantía: el ARQUITECTO, por lo que te animamos a contar con él desde el inicio.

Una OBRA NUEVA se hace en un solar sin edificar. Los solares están sujetos a normativa urbanística y no en todos se puede siquiera construir (porque realmente no son solares), o necesitan de un proceso de urbanización previo, a veces inviable. En otros no se puede hacer lo que uno desea, debido a que la normativa española (y todas las autonómicas que le sucedieron) limita los derechos urbanísticos: en un solar sólo se puede hacer lo que está autorizado previamente (por un Plan General (PGOU), un Plan Parcial (PP) o cualquier otro instrumento de planeamiento que le afecte). De manera que puedes encontrarte con que en tu recién adquirido solar no se puede hacer realmente nada de forma legal.

32_inmobiliaria

LEGALIDAD

Inciso importante: olvida toda decisión que implique hacer algo ilegal. La legislación hoy en día es estricta y poner en riesgo tu mayor inversión está fuera de toda lógica. No hagas caso de los cantos de sirena que te invita a hacer algo ilegal a cambio de pagar una pequeña multa: no es cierto, te costará mucho dinero y quebraderos de cabeza.

Lo mismo te puede pasar con la adquisición de un inmueble para REFORMAR. Puede que tenga obras que no estén legalizadas y que por tanto no pueda reformarse, bien porque es ilegalizable, bien porque es necesario legalizar previamente. Capítulo aparte constituye la realidad material de la obra, desde la propia seguridad estructural a la eficiencia energética o la seguridad de las instalaciones. De esta forma, el mero lavado de cara que tenías pensado por poco dinero puede llevarte a un coste similar a una nueva construcción si quieres alcanzar los estándares de seguridad y comodidad de la nueva normativa. Y qué decir tiene que esto se traduce en coste no estimado.

Habitualmente de nada de esto te informa el vendedor. Ni siquiera el intermediario. Si no cuentas ya con tu arquitecto, al menos solicita un informe técnico a un arquitecto. Su coste es ridículo respecto de la seguridad que te aporta y mucho más si te salva de una situación que resultaría comprometida cuando no directamente una estafa o tu ruina.

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de resolver cualquier duda que tenga respecto a nuestros servicios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies