VUELTA AL COLE, VENTANAS EN LAS AULAS Y CORONAVIRUS

Estos días escuchamos a diestro y siniestro recomendaciones sobre las medidas de seguridad a implementar en colegios e institutos para garantizar la seguridad sanitaria de los alumnos y docentes. Distancia social, uso de mascarilla, lavado de manos y ventilación de las aulas. Las tres primeras medidas parecen estar sobradamente testadas, pero no hemos escuchado muchas opiniones bien argumentadas acerca de la VENTILACIÓN, y ahora es el momento de dar instrucciones claras a los docentes de cómo garantizarla.

Se propone fundamentalmente utilizar una ventilación por ventanas y tenemos muy interiorizado que la ventilación de un espacio se consigue con el simple gesto de abrirlas, pero este concepto es muy complejo y no siempre funciona de manera adecuada, de hecho la ventilación a través de ventanas se produce casi por casualidad, no está garantizada, y aunque es un parámetro difícil de cuantificar, se puede calcular por profesionales con experiencia y conocimientos específicos.

La ventilación de un espacio se mide por la tasa de renovación del aire con el exterior, aire viciado interior con aire fresco exterior, es decir, el número de veces que se renueva la totalidad del aire de un espacio. En este intercambio de aire intervienen los siguientes factores:

  • Número de alumnos.
  • Tamaño del aula.
  • Número de ventanas.
  • Tamaño de huecos
  • Orientación de fachada/s.
  • Porcentaje de apertura de carpintería.
  • Tiempo de apertura.
  • Diferencia de temperatura interior-exterior.
  • Velocidad del viento.
  • Tamaño de patio o espacio exterior.
  • Obstáculos exteriores.

Para que se produzca una adecuada renovación, la combinación de estos factores es fundamental y en edificios docentes no suelen confluir de manera óptima, porque las ventanas suelen estar agrupadas en la misma pared, orientación única, y no se produce ventilación cruzada con otras orientaciones. Además existen estudios detallados de monitorización de centros docentes en los que se observa la influencia de la apertura de ventanas en las aulas: si se produce una renovación más o menos efectiva abriendo las ventanas de par en par durante un tiempo determinado, 15 minutos después de cerrar las ventanas la concentración de CO2 se eleva a niveles insalubres, es decir, el aire vuelve a estar viciado de manera casi inmediata. Hablamos de aulas estándar con 25 alumnos y un profesor.

La ventilación mecánica o forzada con caudales calculados es la única que podría garantizar una ventilación adecuada de las aulas, pero desgraciadamente en Andalucía la mayoría de los colegios e institutos ni siquiera cuentan con un sistema de climatización en todas las aulas, así que de ventilación mecánica o forzada mejor ni hablamos, es una utopía pura y dura.

Con los medios de que disponemos, ventanas y con suerte unos splits (sin renovación de aire) para climatizar algunas aulas, lo mejor que podemos hacer es optimizar su uso con las siguientes recomendaciones que a falta de un cálculo específico os dejamos:

  • Abrir las ventanas al 100% durante 10 minutos cada 30 minutos.
  • Abrir de manera simultánea la puerta del aula para producir una ventilación cruzada.
  • Dejar abiertas las ventanas de zonas comunes el mayor número de horas posibles.
  • Si se dispone de sistema de climatización mantenerlo encendido, al menos en modo ventilación para forzar el movimiento del aire.
  • Si por las características del edificio no se apreciara corriente de aire, se pueden instalar ventiladores portátiles para ayudar a la renovación forzada con las ventanas abiertas.

Quedará por ver la compatibilidad de esta ventilación tradicional con el clima específico de cada zona o cómo afectan los ruidos exteriores a la claridad de la explicación docente. En cualquier caso sería necesario hacer un estudio pormenorizado de cada centro para aplicar las soluciones que mejor se adapten económica y técnicamente a cada aula. Mientras tanto, esperamos que estos consejos puedan servir de guía a quien corresponda mejorar la seguridad de nuestros hijos en el colegio.

Raúl Aguilera, arquitecto y Passivhaus Designer.

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacta con nosotros

Estaremos encantados de resolver cualquier duda que tenga respecto a nuestros servicios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies